Archivo de la etiqueta: bebe

Tengo una bebé pidata

bebe pidata

Octubre desde hace mucho ha sido mi mes favorito, y ahora ¡MÁS! Me encanta Halloween, amo disfrazarme y dar dulces a los niños. Amo los concursos de disfraces, amo la decoración, además amo las lunas de octubre, el clima y lo mejor de lo mejor, Natu nació en Octubre.

Definitivamente me pone de buenas este mes.

En estos días me he estado acordando del primer disfraz de mi hija. La verdad es que siempre he sido muy creativa y minuciosa para las manualidades. Cuando me enteré de que estaba embarazada no dejaba de pensar en todas las curiosidades que haría para el cuarto de mi hija, para su ropa y hasta para las tareas con ella.

Un día me llama mi amiga Gina para invitarme al cumpleaños de su hija Gianna. Para mi era completamente nuevo, ya que además fue la primer fiesta infantil a la que Natu asistió. Yo estaba entre que nerviosa y emocionada, realmente no sabía qué hacer porque pues ¡era una fiesta infantil! La invitación era de piratas y mencionaba que podíamos ir disfrazados del tema.

El día de la fiesta me paré muy temprano e inspirada, me puse a buscar ropita que ya casi no le quedaba, listones de colores, botones, todo lo que pudiera servirme. Así que empecé a plasmar mi imaginación en un pequeño disfraz de pirata. Se veía hermosa, en su pañalero le cosí un dibujo de calavera hecho con pedacería de telas, recorté otra tela para hacerle un chalequito, una blusa que tenía con falda integrada tipo “tutu” la corte dejando un pedazo de tela encima del tul a manera de “cinturón” le hice un corte tipo “v” en el centro y le puse un cordón de piel (como si fuera agujeta de tenis). Como era una bebe y no usaba zapatos, recorté unas mangas largas negras de una plyerita que ya tampoco le quedaba y con silicon le fui pegando en zig zag un cordon de piel rojo (simulando cordones de bota). En la cabeza encontré un paliacate pequeño que le puse amarrado. Se veía hermosa.

Por supuesto yo era una mamá orgullosa de su pequeño retoño, mi bebé pidata me causó demasiada ternura y descubrí que es maravilloso poder hacer con tus propias manos detalles especiales para tus hijos. Conforme ha pasado el tiempo mi carga laboral y responsabilidad de madre ha ido en aumento, ahora me cuesta más trabajo realizar algún disfraz para ella pero no he dejado de hacerlo.

Si te gustan las manualidades te sugiero aprovechar la ropa que ya tienes en casa para poder improvisar disfraces, creo que puedes obtener increíbles resultados a bajo costo y tus hijos serán felices!!!

Anuncios

Colecho: ¿capricho de mamá o del retoño?

Smiling baby girl lying on a bed sleeping on blue sheets

Yo: “Sí, es que leí que el colecho era bueno para los bebés, además de que se fortalece más el vínculo con la gorda. Estoy feliz de practicarlo, siento re bonito despertar y oler su cabello…”

Mi mamá: “El co…¿qué? ¿qué mafufada es esa?”

Yo: “Ay mamá, pues que duermas con tu bebé en la misma cama”

Mi mamá: “Ay pues yo cuando tú eras chiquita ni de loca te ponía en mi cama. Tu siempre dormiste en tu cama. Estas nuevas modas no sirven para nada”

No sé si sirven o no, el punto es que las nuevas generaciones definitivamente hacemos las cosas MUY diferentes a lo que hacían nuestras mamás…y ni se diga la diferencia ¡con las abuelas!

El colecho es básicamente que tu bebé duerma en la misma cama que tú. Hacerlo trae grandes beneficios tanto para ti como para tu bebé. Sumándole que es totalmente placentero sentir sus manitas que de pronto te regalan una hermosa y tierna caricia…o una patada en la cara con su diminuto y apestosito pie, por ejemplo.

Natu es una pequeñuela que toda su cortita vida ha dormido un 99% a mi lado. Realmente fue muy poco tiempo el que durmió en cuna, yo no lo soportaba. Amaba dormirla conmigo por los siguientes motivos:

1.- El aroma es excepcional, me relajaba totalmente.

2.- Era muy cómodo darle de comer sin tener que levantarme a media noche.

3.- La temperatura era perfecta. Hasta hace poco leí que las mamás teníamos un súper power, el cual consiste en que si nuestro bebé tiene la temperatura más alta de lo normal, la temperatura de la madre baja para poder regular la del retoño. Si la temperatura del bebé es más baja de lo normal, en automático la temperatura de la mamá sube y así sucesivamente. ¿No es genial?

Por otra parte, están los clásicos comentarios de la verdad absoluta:

“¡Qué peligroso! la vas a aplastar…”

“Por eso traes esas ojeras, deja que ella tenga su espacio y tú el tuyo”

Y así…así he vivido por mucho tiempo. Hoy mi hija tiene 2 años 2 meses (exactamente ya que hoy 21 ella cumple mes) y dormimos en la misma cama.

El dilema es que ahora no sé si es porque ella quiere dormir a mi lado o yo quiero que duerma conmigo. Resulta que hace unos meses decidí que mi bebita debía dormir ya sola en su cuarto. Para mi sorpresa la que se estuvo levantando toda la noche fui yo, no paraba de ir a verla a su recámara para corroborar que estaba bien. De pronto decidí que debía dormir conmigo porque mi intuición decía (de verdad así fue, no les miento) que estar separada de mí le bajaba las defensas y por eso enfermaba mucho. Y resulta que sí era verdad:

“Cuando un bebé está cerca de su madre y su padre, es más regular la temperatura, son más estables los niveles hormonales, se estabiliza el ritmo cardíaco y la respiración (dicen que al oír la respiración profunda de los padres, ellos también respiran mejor) y funcionan mejor el sistema inmunitario y la producción de encimas (regulan muchos de los procesos del cuerpo).” Fuente: https://www.bebesymas.com/ser-padres/colecho-con-el-bebe-por-que-dormir-juntos-es-beneficioso 

Así que en resumen, no sé qué será de nuestra vida del descanso…definitivamente pienso seguir durmiendo con ella, es completamente relajante. Yo creo que será hasta que ella se case….si…¿no?

¿Cuál es tu opinión con respecto al colecho? ¿Lo practicas?

Fuente foto: https://www.freepik.com/free-photo/smiling-baby-lying-on-a-bed_898742.htm Designed by Freepik