Archivo de la etiqueta: confusión

Los conflictos de mamá

Me siento cansada.

Definitivamente ser una mamá soltera es muy complicado y gratificante a la vez. Amo la conexión que tengo con mi hija, siento que es muy especial y única. La disfruto demasiado y me enloquece de felicidad ver su crecimiento.

Pero me siento muy muy cansada como mujer. Tuve un punch impresionante hace un par de meses, decidí consentirme, arreglarme más, comprarme cosas que hace mucho no lo hacía, en fin renacer como mujer. Pero de verdad estoy cansada, cansada de llegar a casa y no poder decirle a alguien cómo estuvo mi día, poder disfrutar la lluvia acurrucadita de alguien, un abrazo, un beso de desayuno. Creo que soy una mujer que le gusta estar acompañada, creo que eso de estar sola no va conmigo. Lo que si es bien cierto es que “dicen” que para poder tener una buena relación con alguien debes aprender a vivir primero con tu soledad y disfrutarla. ¿Cómo se logra? ¿Cómo si a mi lo que me encanta es estar con gente?

Por otra parte, me pongo a pensar en cómo podría yo conocer nuevos prospectos, cómo hacerle para salir a alguna cita….wow….lo pienso y hasta me dan escalofríos, porque simplemente no concibo dejando a mi hija con una nanny para ir a una cita osea me parece totalmente egoísta de mi parte. Quizás y estoy mal, pero así lo siento.

Me parece que soy una mujer increíble, créeme que lo sé y no es un tema de baja autoestima. Simplemente tengo el tiempo totalmente cubierto, mamá-trabajadora-mujer.

No dudo que existen hombres que enloquecerían por mi, por supuesto que si los hay. El tema aquí es ¿qué puerta tengo que abrir para encontrarlos?

Además es un miedo que tengo de que cuando se presenten los prospectos y tenga que decidir si si o si no, este miedo es por protección a mi bebe.

Me gustaría conocer sus historias de amor después de una separación con el padre de sus hijos, ¿cómo fue? ¿qué pasó? Todo…

Anuncios

Niñas hormonales

b6ae8c18ce8909e5cd6b98ba56ba4d4b

“riiiing…..riiiing……”

Dr.- Aló?

Mamá.- Doctooooor mi hija le sale sangre por la vaginaaaaa (niña recién nacida)…..pero no tiene ninguna herida, no tiene nada!!!

Dr.- No se preocupe señora, por favor todo el día en revisión y me notifica en un par de horas cómo va.

Un par de horas (exactas) después….

“turiii…turiii” (aviso de whatsapp)

Mamá.- Perdón que lo moleste doc, mire le mando foto de su pañalito. Le volvió a salir sangre.

Dr.- Señora, no se preocupe es normal en algunos bebes (pocos). Es una especie de “menstruación” que propiamente no es menstruación, se debe a que la bebé recibió una gran cantidad de hormonas por parte de usted. En algunos casos hasta leche le salen de los pezones a algunos bebes. Si continúa me avisa.

La mamá se dispone tal cual CSI a hacer una investigación exhaustiva de tan extraño acontecimiento. “¿menstruación en bebés?…hágame el chingado favor” Pero resulta que si…Se le conoce con el término de “mínima pubertad precoz de Jaquet” y se debe a la transferencia de los estrógenos de la madre a la recién nacida. La verdad es que es un susto ENORME…

Pero mi cuestionamiento hoy después de 2 años 4 meses, es ¿cuántas hormonas pude transferir a mi hija que a la fecha sigue teniendo actitudes de una mujer hormonal?

Si yo sé “es mujer”….si yo sé “los terribles dos”…si yo sé “está conociendo sus emociones” pero no inventen, de verdad a veces siento que vivo con una puberta en vez de una toddler. Unos días se despierta llorando, otros días enojada y me manda al demonio y hoy por ejemplo toda dulzura y obediente. En la guardería es una diva, no quiere que la toquen ni las misses…se pone a llorar de la nada…le das agua y dice nooo se la quitas y llora porque se la quitaste…

El otro día salió de la guardería enojada, ni siquiera me quiso dar un beso y solo me dijo “ammm mamá, comel mamá” (así me dice cuando quiere comer). Le dije que me esperara que la miss quería hablar conmigo. En eso el reporte más raro que he recibido:

“Señora, Natalia se portó muy mal. Una niña estaba recogiendo su material y Natalia se acercó y le pegó a la caja tirando todo lo que la niña había recogido. Así que sus misses la regañaron de que eso no se hacía y que por favor pidiera disculpa. En eso, se hizo pipí encima”

Es en serio?!?!?! ¿Por qué a mi? me llamó demasiado la atención ese acontecimiento, duré dos días con el ¿por qué lo hizo? en mi cabeza. Investigué y resulta que es una manera de llamar la atención o porque no saben como reaccionar ante situaciones de estrés y al apenas estar aprendiendo al control de esfínteres su cuerpo reacciona de esa manera….

Saliendo de la guardería tuvimos que ir a una tienda a comprar unos tenis, porque yo ya había decidido meses antes no comprarle variedad de calzado (y es que está creciendo muy rápido y todo lo deja tan pronto). Así que la pipí ocasionó que no tuviera zapatos limpios que usar al siguiente día. Llegamos y desde que bajó del auto se enojó y no sabía ni decirme por qué. Lloró y lloró por todo el camino hasta la tienda. Se tiró al piso y dije “que haga su berrinche sola, yo decidiré que zapatos le voy a comprar le gusten o no”. En eso se acercaron una señora con su pequeño de 3 años que quería consolarla, súper tierno le daba la mano para tratar de levantarla. La escena era realmente tierna y cómica a la vez, mi hija literal como mujer hormonal decía “noooo” y cruzaba los brazos con cara de mala. Lo más hermoso de todo es que el niño terminó regalándole las palomitas que se venía comiendo, mi hija sin dejar de llorar las agarró, las comía y mientras si así es….seguía llorando….

Como bien dicen es parte de los terribles dos, pero en serio de pronto pasa de lo gracioso a lo frustrante. Yo no pierdo la fe, sigo poniendo mi velita y rezando porque sea lo más llevadero posible. Mientras tanto, me sigue dando millón y medio de motivos para sonreír y contarle al mundo entero lo feliz que me hace ser mamá =)

Cuando la tierra se detuvo

No pienso hablar de la película. Aunque es muy interesante, solamente quise robarme el título porque así me siento.

Hoy cumplo exactamente dos semanas que me separé de mi esposo. Han sido días demasiado complicados, definitivamente una separación es demasiado fuerte y complicada. Realmente él y yo nunca nos casamos, creo que eso facilita las cosas. Él para mi era mi todo, pero simplemente decidió que ya no me quería más y yo por más que luché y hablé con él, ya no quiso. Pero escribir por aquí no es para compartirles mis desgracias emocionales, eso es algo que tengo que trabajar muy duro. Sé que será complicado, pero no imposible. Este martirio lleva aproximadamente 3 meses que me atormenta, es por eso quizás que le puse este título a mi historia. Hace tres meses cuando empezaron mis problemas con el papá de mi hija mi vida se detuvo. Simplemente esa avenida concurrida, llena de luz y alegría tuvo un accidente mortal en una intersección y actualmente hay humo por doquier, por lo que el auto no puede seguir avanzando. Se anda buscando un extintor, pero aun no se encuentra. Paré proyectos, procesos, energía todo. Hay incluso personas que se han decepcionado de mí, creo que incluyo a mis propios padres porque les oculté todo lo que sentía por dentro. Por tres meses traté de arreglar ese desperfecto en mi vida pero simplemente fallé.

Lo más dramático del asunto, es que cuando eres una mujer sin hijos una ruptura duele mucho, si lo sé pero lo superas rápido. Te vas de fiesta, sales con amigas, hasta te pasas de copitas si quieres. Pero cuando eres madre….simplemente tienes que atragantarte las lágrimas y hacer como si nada pasa. Tienes que seguir en contacto con la persona que te hiere porque siempre existirá ese vínculo entre ustedes, los hijos. Sanar cuesta mucho más. Es muy complicado seguir adelante, no es que no se logre obviamente si. Pero cuesta más trabajo que cicatrice tu herida.

Los hijos…¿qué hay de ellos? complicadísimo. Creo que mi Natu está percibiendo todo, ella sabe lo triste que está mami, que papi no está y que algo anda mal. Lo veo en ella, porque cuando simplemente no puedo más y las lágrimas salen de mi cuerpo ella se comporta diferente. Es una niña de dos años que aun no habla, pero expresa demasiado con su mirada y sus actos.

Es difícil pasar un trago de estos, más cuando estás sola y me refiero a vivir tu sola con tu hija. Ir para allá y para acá con ella, cuidarla mientras está enferma y trabajar. Mi ex y yo realmente llevamos un año que vivimos en diferentes ciudades, pero era supuestamente temporal. Se fue aplazando una y otra vez (por él). Así que digamos que el hecho de que él no viviera a diario con nosotras ayuda a que mi hija procese mejor. Lo que ella resiente es mi sentir, por el amor de Dios estuvo en mi vientre por 9 meses, aun tenemos esa conexión. Nos conocemos como si fuéramos una sola persona.

Me motivé a escribir esto porque nunca me imaginé estar en estos zapatos, por lo que nunca pensé en un plan de contingencia. Ahora vivo y percibo situaciones que antes no y me ponen incluso hasta de mal humor. Por ejemplo, ir a un restaurante a comer y que en automático pongan un lugar más (aparte del tuyo y el de tu hija). Por favor, ¿cuándo es obligación que vayan papá, mamá e hija a comer? O que una hostess te pregunte al llegar “2 adultos y un niño?” y tu volteas como loca para todos lados y terminas diciendo “Si Pitágoras no era pendejo, aquí solamente hay un adulto y un niño. O ¿ves gente muerta?”. Este tipo de situaciones antes me daban risa y hasta emoción de pensar que pronto estaría al lado de mi amor. Ahora me enfurecen.

Mujeres que están en mi misma situación, ¿cómo lo están manejando? Sé que esto es pasajero, pero ahora entiendo que tener una familia no significa que papá y mamá estén juntos. Una familia puede ser de dos…Mi hija y yo ❤

 

Créditos:

<a href=”https://www.freepik.com/free-photo/sleeping-woman-on-her-legs_908453.htm”>Designed by Freepik</a>