Archivo de la etiqueta: enferma

Cuando mamá se enferma

“Mami, te vas a bañar?”

“Si Natu, me voy a bañar”

“Mami, te vas a bañar?”

“Que si mi vida, ya te dije que si”

“Mami, si te vas a bañar?”

Mami: “………………………”

“Mamiiiiiiii, te vas a bañaaaaaaar?”

Esta fue una de tantas conversaciones repetitivas que tuve el día de ayer con mi hija. Normalmente pregunta todo dos veces y rara vez tres, pero anoche fue especialmente repetitiva. Yo no sé si prendió el radar del comochin que se traduce al idioma familiar como el famoso “Comochin….gas” pero de verdad se esmeró en sacarme una nueva cana de las 80 que me han salido en lo que va del mes.

Si hubiera sido cualquier otro día de verdad que no hubiera sido problema, yo le repito igual todo hasta que se desespera y es cuando termino diciendo “ah verdad, qué se siente que te repitan todo?”. Solo se ríe. Pero ayer me puse malísima. Sentía que quería golpear la cabeza en la pared o arrancármela.

Resulta que nos fuimos a ver el show de Paw Patrol a un centro comercial de nuestra ciudad, llegamos muy emocionadas porque veríamos a “Skaaaay” “Chesssss” “Bambul” y “Macha” (así los llama mi bebe) ah claro y sin olvidar el “Yaye y sus cashollos”.

Pues listo, llegamos un poco antes de que iniciara el show y aprovechamos para comprarnos unas papas a la francesa con queso cheddar y un litro de agua de limón. Llegamos al lugar y oh sorpresa!!! El evento a pleno rayo del sol y sin sillas montadas. Me senté en el piso debajo de un arbolito que rogaba aguantara la poca sombra que daba. Solo como dato cultural, me sentía en la gloria, diría una amiga “me lamía los bigotes de felicidad” porque descubrí que de verdad soy muy buena en mi trabajo, yo me dedico a organizar eventos en un centro comercial (no al que fuimos ayer) y pues mis montajes son cómodos y busco que mi auditorio disfrute lo más que se pueda la estancia en el evento. Claro que a veces me falla porque el clima hace de las suyas (es un centro comercial abierto) pero por lo menos llegas y tienes donde sentarte.

El evento empezó a las 4pm y yo sentía que me moría de calor!!! Bueno y no puedo imaginarme a los pobres chicos del show en especial los que estaban dentro de las botargas (que por cierto una súper energía en todo momento, que me sorprendió). Por lo que se merecen mi respeto y admiración además de que mantuvieron la pila a todo lo que da y los niños estaban felices. ¡Se los recomiendo! =>Lore Shows<=

Ahí estuvimos disfrutando, cantando, bailando y aplaudiendo. Mi hija de verdad me sorprendió, se paró solita a participar como niña grande y yo bueno, asustadísima porque no fuera a comprender de qué trataba. Me jaló la organizadora y casi casi me da un manazo “déjalaaaa que agarre confianzaaaaa” y yo así de “bueno está bien” (la conozco, no se preocupen). Le fue súper bien a mi bebe y yo como pavorreal.

Cuando regresamos a la casa yo traía ya un dolor de cabeza infernal, no sabía qué hacer de verdad. Bañé a mi hija, le di de cenar y “la subí a dormir”. Cada minuto que pasaba mi dolor de cabeza iba en aumento junto con mi desesperación porque mi niña simplemente quería “jugal”. Descubrí con mucha tristeza que me había quedado sin pastillas para los dolores de cabeza, así que empecé a enloquecer. Terminé tomando naproxeno sódico creyendo que serviría. Yo no supe si fue insolación o qué fue pero me sentía fatal. Mi deseo de verdad es que Natalia se durmiera para poderme relajar y quitarme el dolor con meditación como lo he hecho en otras ocasiones, pero en serio que no había manera. Hasta que me vio realmente enojada y ya casi al borde del llanto, ella solita se metió a su cuarto y se acostó. A lo lejos escuché un “mami etas ben?” y simplemente suspiré y le dije “si mi vida no te preocupes, duérmete”. Cerré mis ojos y me quedé dormida.

Qué difícil de verdad es cuando una se siente mal y estás sola. Esta ocasión fue un dolor de cabeza, pero hubo otra ocasión que me dio algo que se conoce como “Laberintitis” ahí si….yo ya no quería saber ¡nada de nada! Afortunadamente hubo amistades y familia que se preocuparon por mi y estuvieron en mi casa apoyándome con mi hija. Si no definitivamente hubiera sido una mamá en aprietos.

Y ustedes, ¿Cómo le hacen cuando enferman y no tienen quién cuide el retoño?

Anuncios