Archivo de la etiqueta: fantasía

Mi gran familia

mi gran familia

Creo que dejé descansar el tiempo suficiente para recobrar fuerza y agarrar al toro por los cuernos. Fue una separación complicada (muy muy complicada) y no por la persona que dejé atrás (muy atrás), si no por lo que representaba, la figura que era…o por lo menos lo que yo pensaba que era.

La realidad que muchos de ustedes conocen, es que mi separación fue completamente gradual y es verdad que yo no lo veía así, estaba totalmente cegada ante una fantasía ya que todo fue sucediendo durante el 2017 (enterito) y yo con una enorme sonrisa fingiendo felicidad y amor, mucho amor. Todo fue de más a menos y al último nos fuimos en picada, tal como siempre digo “como gorda en tobogán”.

Yo creo que el haberme movido de ciudad (aunque yo juraba que “él” venía incluido en el plan) fue un grandísimo acierto, como siempre digo hay una “Angelita” hermosa que me cuida desde el cielo y ella me ha hecho dar los pasos correctos para protegerme. El poder olvidarlo y no sentir tanto dolor fue gracias a la distancia que nos separaba.

Lamentablemente, mi dolor y sufrimiento fue muy grande y como dije al inicio, no fue por la persona que dejaba atrás. Yo crecí en una familia muy unida en donde había un papá, una mamá, un hermano y yo. Crecí viendo núcleos similares a mi alrededor ya que mi generación fue de pocos padres divorciados y madres solteras. Era raro tener amigas que vivieran solamente con mamá, vaya no era algo “normal” para mí. Eso fue lo más complicado, entender el verdadero significado de la palabra “familia”.

Yo me sentía fracasada, sentía que no había conseguido el éxito y que le estaba fallando a mi hija. Mi ex pareja no cuidaba de mí, no había realmente un interés de mantenerme enamorada y por más que mendigaba atención más me cegaba ante esta fantasía de “familia” porque yo con tal de mantener mi supuesta familia unida, me engañaba a mi misma pensando que él era mi todo. ¡Vaya ilusa!

Cuando tomé la decisión de separarme realmente de él, de decir “ya no más” entré en un estado zombie, no sabía como vivir ni qué hacer. Me sentí muy mal. Hubo personas (incluso muchas que no conocía) que se acercaron a mi, me brindaron su hombro y hasta sus servilletas mallugaditas que traían en su bolsa para llorar a moco tendido. Me daban detalles continuamente, este grupo de mujeres en especial ahí estuvo presente. Sin importar si me conocían o no. Gracias a muchas de ellas que ahora son mis amigas, fue que salí del hoyo. Hubo una que me insistía en que fuera a terapia…pero cómo???? Cómo YO iría a terapia, osea ni que estuviera tan mal…..pero hubo un día que de plano dije necesito ayuda. Busqué a Rocío Villegas, una terapeuta muy recomendada y a quien le agradezco de sobremanera su apoyo, ya que me estuvo atendiendo por teléfono y solo un día pude sentarme con ella a platicar. Tardamos una hora conversando y yo aguantándome la lloradera le dije todo lo que sentía. Al final me dijo “quiero que escribas lo que es para ti el significado de familia”. Por cuestiones de logística personal ya no pude volver a verla en terapia, pero si que escribí varias hojas del significado de familia. Conforme escribía y escribía me di cuenta que era una grandísima ESTUPIDEZ lo que estaba diciendo. Lo leí, arranqué las hojas del cuaderno y las tiré a la basura. Una familia no es papá, mamá e hija. Una familia no tiene un número determinado de elementos y tampoco una relación de sangre (no necesariamente). Una familia se hace, no se nace y puede ser de 2 personas o de 10. La familia te respeta, te escucha cuando necesitas desahogarte, te aconseja con el corazón, forman una pirámide humana para que tu puedas llegar a la cima, te ayuda a crear momentos que van a perdurar toda la vida. Una familia te ayuda a ser mejor, te motiva e incluso te dice a veces lo que no quieres oir, pero siempre será con amor, puro y sincero amor.

Mi familia es tan grande que solo de pensarlo se me llenan los ojos de lágrimas, porque sé que no estoy sola. Mi familia empieza por un ser humano de 1 mt de estatura, que todos los días me llama mamá. De ahí vienen mis adorados padres y hermano que a pesar de estar lejos siempre están ahí para mi con el corazón. Y después viene una lista interminable de personas que de verdad me han demostrado apoyo incondicional, que no podría escribir aquí porque de verdad no acabo. Esas personas que cuando he enfermado me han enviado caldito de pollo y dulces típicos a domicilio, que me han ayudado a cuidar a mi hija cuando algo se me atora en el trabajo, que me han invitado a convivir en su núcleo familiar haciéndome sentir que Natu y yo somos parte de él. Esas bellas personas que de pronto me llaman sin motivo alguno para saber solamente como estoy, que me han aconsejado y que me han dado un abrazo cuando más lo he necesitado.

Si, mi familia es ENORME. Y no, mi familia no es una persona que no quiere serlo, es quienes verdaderamente demuestran que valgo con hechos, como bien sabemos “las palabras se las lleva el viento”.

¡Gracias a todos y a todas por ser y estar!

Anuncios

Mi amigo imaginario

Yo no recuerdo haber tenido un amigo imaginario de niña. Pero sé de muchos niños que si lo tienen. Esto para mi es ¡un total enigma!. Me cuesta trabajo creer que de verdad estén viendo a una “figura” que sea tan real para los niños que hasta algunos quieran compartir comida con estos cuates.

Mi Natu tiene 1.10 y últimamente ha “señalado” cosas sonriendo, como cuando me quiere enseñar algo que vio pero en vez de enseñármelo a mi…lo hace viendo a la nada. No es algo que suceda todo el tiempo, pero si ha llegado a pasar. Se rie y saluda a la pared.

He escuchado también historias de que los niños son sumamente perceptivos y pueden ver seres de otra dimensión. No quiero pensar en eso porque si me da miedito.

No sé si mi hija esté viendo seres del más allá o esté imaginando un nuevo amigo, pero cuando sucede yo no siento miedo. Siento curiosidad y le pregunto que a quién saluda o a quién le enseña lo que está viendo.

Una vez conocí a unas personas que me platicaron que su hijo (tendría como 4 o 5 años) de pronto decía cosas como “yo me acuerdo que en mi otra vida era…” o “yo tenía alitas y estando en el cielo los vi, bajé y fui a su casa que ahora es en la que vivo también y decidí que eran lo que quería para mi”.

¿Se imaginan que loco?

¡Me gustaría conocer sus experiencias! Los invito a compartirme sus vivencias en comentarios.

Les dejo esta nota que me pareció muy interesante sobre el tema, de la página: TOY CANTANDO

Leer es crecer

Definitivamente el hábito de la lectura te hace crecer en todos los sentidos. Enriquece no solo tu acervo cultural, también alimenta tu imaginación, apacigua tus emociones y al mismo tiempo hace que vivas momentos extraordinarios.

Es importante que como adultos canalicemos a nuestros hijos por un camino correcto, parte de esto es fomentar el vicio de la lectura y de esta manera conseguir mejorar su desarrollo escolar y como ser humano.

Por cuestiones del destino, me topé con un blog dedicado a recomendar títulos de fantasía muy buenos, además podrán encontrar un club de lectura y hasta adquirir una agenda muy linda: Mundo de fantasía.

Seamos participativos y colaboremos en la educación de nuestros retoños. ¡Ellos merecen eso y mucho más!

Imagen: <a href=”http://www.freepik.com/free-photos-vectors/people”>People image created by Pressfoto – Freepik.com</a>