Archivo de la etiqueta: superación

Cuando la tierra se detuvo

No pienso hablar de la película. Aunque es muy interesante, solamente quise robarme el título porque así me siento.

Hoy cumplo exactamente dos semanas que me separé de mi esposo. Han sido días demasiado complicados, definitivamente una separación es demasiado fuerte y complicada. Realmente él y yo nunca nos casamos, creo que eso facilita las cosas. Él para mi era mi todo, pero simplemente decidió que ya no me quería más y yo por más que luché y hablé con él, ya no quiso. Pero escribir por aquí no es para compartirles mis desgracias emocionales, eso es algo que tengo que trabajar muy duro. Sé que será complicado, pero no imposible. Este martirio lleva aproximadamente 3 meses que me atormenta, es por eso quizás que le puse este título a mi historia. Hace tres meses cuando empezaron mis problemas con el papá de mi hija mi vida se detuvo. Simplemente esa avenida concurrida, llena de luz y alegría tuvo un accidente mortal en una intersección y actualmente hay humo por doquier, por lo que el auto no puede seguir avanzando. Se anda buscando un extintor, pero aun no se encuentra. Paré proyectos, procesos, energía todo. Hay incluso personas que se han decepcionado de mí, creo que incluyo a mis propios padres porque les oculté todo lo que sentía por dentro. Por tres meses traté de arreglar ese desperfecto en mi vida pero simplemente fallé.

Lo más dramático del asunto, es que cuando eres una mujer sin hijos una ruptura duele mucho, si lo sé pero lo superas rápido. Te vas de fiesta, sales con amigas, hasta te pasas de copitas si quieres. Pero cuando eres madre….simplemente tienes que atragantarte las lágrimas y hacer como si nada pasa. Tienes que seguir en contacto con la persona que te hiere porque siempre existirá ese vínculo entre ustedes, los hijos. Sanar cuesta mucho más. Es muy complicado seguir adelante, no es que no se logre obviamente si. Pero cuesta más trabajo que cicatrice tu herida.

Los hijos…¿qué hay de ellos? complicadísimo. Creo que mi Natu está percibiendo todo, ella sabe lo triste que está mami, que papi no está y que algo anda mal. Lo veo en ella, porque cuando simplemente no puedo más y las lágrimas salen de mi cuerpo ella se comporta diferente. Es una niña de dos años que aun no habla, pero expresa demasiado con su mirada y sus actos.

Es difícil pasar un trago de estos, más cuando estás sola y me refiero a vivir tu sola con tu hija. Ir para allá y para acá con ella, cuidarla mientras está enferma y trabajar. Mi ex y yo realmente llevamos un año que vivimos en diferentes ciudades, pero era supuestamente temporal. Se fue aplazando una y otra vez (por él). Así que digamos que el hecho de que él no viviera a diario con nosotras ayuda a que mi hija procese mejor. Lo que ella resiente es mi sentir, por el amor de Dios estuvo en mi vientre por 9 meses, aun tenemos esa conexión. Nos conocemos como si fuéramos una sola persona.

Me motivé a escribir esto porque nunca me imaginé estar en estos zapatos, por lo que nunca pensé en un plan de contingencia. Ahora vivo y percibo situaciones que antes no y me ponen incluso hasta de mal humor. Por ejemplo, ir a un restaurante a comer y que en automático pongan un lugar más (aparte del tuyo y el de tu hija). Por favor, ¿cuándo es obligación que vayan papá, mamá e hija a comer? O que una hostess te pregunte al llegar “2 adultos y un niño?” y tu volteas como loca para todos lados y terminas diciendo “Si Pitágoras no era pendejo, aquí solamente hay un adulto y un niño. O ¿ves gente muerta?”. Este tipo de situaciones antes me daban risa y hasta emoción de pensar que pronto estaría al lado de mi amor. Ahora me enfurecen.

Mujeres que están en mi misma situación, ¿cómo lo están manejando? Sé que esto es pasajero, pero ahora entiendo que tener una familia no significa que papá y mamá estén juntos. Una familia puede ser de dos…Mi hija y yo ❤

 

Créditos:

<a href=”https://www.freepik.com/free-photo/sleeping-woman-on-her-legs_908453.htm”>Designed by Freepik</a>

 

Anuncios